Abriendo la puerta...

"Si no tenemos paz dentro de nosotros, de nada sirve buscarla fuera"

Francoise de la Rochefoucauld


domingo, 3 de mayo de 2015

VIAJE A ÍTACA (Relato)



Volví a la mesa de estudio donde mis compañeros aguardaban mi regreso con ansiedad.

.-¿Qué te ha dicho?.-dijo rápidamente Steven. Los miré a todos presagiando lo peor.

.-Quiere que vaya a su casa.

.-¡No!.- Dijo inmediatamente el más pequeño de los amigos. No vayas o no volverás nunca.- Aquellas palabras del benjamín nos dejaron a todos en un mutismo desesperado. ¿Qué quería decir con no volver?.- Robert, nos pidió que nos acercásemos al centro de la mesa. Juntamos nuestras cabezas mientras excitadamente y con lágrimas en los ojos repetía una y otra vez._ Mi hermano jamás regeresó.

.-¿Quieres decir que nunca más le volvisteis a ver?.

.-Nunca.

.-Eso es imposible. No nos engañes. Le habría buscado la policía.

.-Y le buscaron durante mucho tiempo.

.-¿Y por qué sabes que antes de desaparecer fue a casa de los Brian?.

.-Nadie me cree, pero estoy seguro. Él me lo dijo. ¿También a ti te va a dar clases su marido?.- Owen palideció.

.-Sí eso me ha dicho.

.-No vayas.- La señora Stella miraba con recelo aquella reunión improvisada. Temía el contenido de ella. Se levantó y al acercarse  a Robert tomó una de sus orejas entre los dedos de sus huesudas manos para echarle de la sala.

.-Ya estás contando mentiras seguramente. Esa vieja historia de la desaparición de tu hermano. Un día os denunciaré por difamación. Díselo a tu tutor.- Y diciendo esto desapareció con el muchacho lloriqueando mientras le arrastraba por aquel pavimento descolorido y agrietado.

Nos quedamos en silencio. Recogimos nuestros libros y nos dispusimos a salir de la sala de estudio. En el fondo, ante la puerta se había quedado la bibliotecaria. Esperaba nuestro paso con absoluto esmero. Fueron saliendo mis compañeros, uno a uno. De pronto retiró mi brazo hacia sí, para decirme al oído.

.-No puedes dejar de venir. Sé alguna cosa sobre tus padres que puede interesarte. Te espero como hemos quedado.
No dije nada. Bajé deprisa la escalera de aquel vetusto caserón al compás del estruendo de sus peldaños.

A las seis de la tarde estaba tocando aquel timbre de sonido ronco que anunciaba mi llegada. Salió a recibirme un hombre calvo cuya nariz sujetaba unas diminutas gafas en su punta.

.-Supongo que serás Owen.

.-Sí, así es.-dije con una voz apenas imperceptible.- Pasa. Te estábamos esperando.- En realidad, no sabía por qué había ido. Posiblemente porque el deseo de saber algo acerca de mis padres me había llevado de la mano hasta allí. O tal vez podría ser una trampa miserable de aquel siniestro matrimonio del que nada se conocía. (…)


jueves, 30 de abril de 2015

LOS PROBLEMAS DE LA MENTE: REALES E IMAGINARIOS



…”Lentamente, el sol se había ido ocultando y la noche había caído por completo. Por la inmensa planicie de la India se deslizaba un tren como una descomunal serpiente quejumbrosa.

Varios hombres compartían un departamento y, como quedaban muchas horas para llegar al destino, decidieron apagar la luz y ponerse a dormir. 

          El tren proseguía su marcha. Transcurrieron los minutos y los viajeros empezaron a conciliar el sueño. Llevaban ya un buen número de horas de viaje y estaban muy cansados. De repente, empezó a escucharse una voz que decía:

--¡Ay, qué sed tengo! ¡Ay, qué sed tengo!
Así una y otra vez, insistente y monótonamente. Era uno de los viajeros que no cesaba de quejarse de su sed, impidiendo dormir al resto de sus compañeros. Ya resultaba tan molesta y repetitiva su queja, que uno de los viajeros se levantó, salió del departamento, fue al lavabo y le trajo un vaso de agua. 

         El hombre sediento bebió con avidez el agua. Todos se echaron de nuevo. Otra vez se apagó la luz. Los viajeros, reconfortados, se dispusieron a dormir. Transcurrieron unos minutos. Y, de repente, la misma voz de antes comenzó a decir:
--¡Ay, qué sed tenía, pero qué sed tenía! “

La mente siempre tiene problemas. Cuando no tiene problemas reales, fabrica problemas imaginarios y ficticios, teniendo incluso que buscar soluciones imaginarias y ficticias.



PUBLICIDAD ENGAÑOSA EN EL BLOG



Mis queridos lectores desde hace aproximadamente un mes vengo observando que cuando se entra en los comentarios del blog aparece una publicidad que no he puesto yo, ni seguramente Blogger. 

Se trata de programas espías que se cuelan al cambiar los gadchet del blog o modificarlo.

Lamento esta molestia que se ocasiona al entrar en los comentarios. Simplemente requiere volver a entrar y en la segunda vez ya no sucede.

Estoy informándome sobre cómo poder eliminar esos programas pero lo veo complicado, por el momento.
Gracias por seguir visitando el blog.

Flor y Nata

miércoles, 29 de abril de 2015

TU RESILENCIA ANTE EL DOLOR



¿De dónde viene el término "resiliencia"? Proviene del latín resilium, que significa "volver atrás". En sus inicios, era un término utilizado en física de materiales, asignado especialmente a metales que tras ser estirados, doblados o comprimidos, "regresaban" a sus características iniciales. 

Actualmente se usa para caracterizar a aquellas personas que, a pesar de nacer y/o vivir en situaciones de alto riesgo, trauma, estrés, maltrato o de privación, se desarrollan de una manera sana psicológicamente.

Las personas resilientes son capaces de salir de dichas situaciones fortalecidos o, incluso, transformados; capaces de recuperarse y acceder a una vida significativa y productiva para sí y para la sociedad en la que viven.

Me  pregunto a mi misma muchas veces:…” ¿ Eres una persona resilinte?”

Y hago un acto de reflexión sobre estas características. ¿las tengo en mi?
·        Autoestima: autoconfiaza, autoeficacia y autoimagen positiva
Autocontrol y autonomía
·       Capacidad de toma de decisiones
·       Habilidad para decir “NO”
·       Resolución ejecutiva
·       Asertividad, aproximación efectiva y proactiva ante los problemas sociales
·       Inteligencia promedio o superior, competencias cognitivas y habilidad de resolución de problemas
·       Flexibilidad, creatividad e ingenio
·       Sentido de optimismo
·       Adaptabilidad
·       Capacidad reflexiva
·       Capacidad de planeación
·       Autorregulación y expresión de los afectos
·       Actividad y energía
·       Sentido del humor
·       Conexión con la espiritualidad

El resultado son 4  ó 5 “NO” que me indican dónde tengo que centrar la atención en el trabajo conmigo misma.

¿Te atreves a responderte sobre ellas?